domingo, 12 de octubre de 2008

Dolce far niente


Hace unos días un cliente opinaba en un portal sobre su estancia en la casa Rustic Art definiendolo como "dolce far niente".



"Encontramos esta casa por casualidad. No somos clientes habituales de turismo rural. Esta casa nos conmovió gratamente: arte, cultura, gastronomía, relax... Todo en uno: la artesanía de olivo de Joan, el cóc de Odette, los arcos de los siglos XIII y XIV (creo recordar), el jacuzzi sólo para nosotros,... Nos queda un deseo por cumplir: volver cuando haga frio para poder disfrutar del calor de la lumbre. Del entorno, no puedo opinar, ya que a penas hemos salido de casa en todo el fin de semana... "


Es una frase muy acertada al tipo de turismo rural que hemos creado. Perder el tiempo puede ser la mejor forma de ganarlo y así disfrutaron estos clientes de sus vacaciones.

Todos nos merecemos desconectar de vez en cuando, sentarnos junto al fuego, ver las llamas en contínuo movimiento, olvidarnos de la rutina, escuchar los pajarillos y pasear por la noche bajo el mágnífico cielo estrellado alumbrados por la luna. En definitiva, darnos un respiro que se convierta en una escapada inolvidable.


No hay comentarios: